Bienvenidos




Los objetivos que nos planteamos al crear este blog sobre Geografía para el alumnado de tercero de ESO pueden resumirse en dos aspectos principales: facilitarles el acceso a informaciones y materiales que complementan y actualizan los contenidos del libro de texto y proporcionarles también un medio donde se pueda emplear todo tipo de material audiovisual. Ambos aspectos son fundamentales en un conocimiento tan visual y cambiante como el geográfico.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Los otoños mediterráneos: "gotas frías" y lluvias torrenciales

Como ya sabéis la Comunidad Valenciana tiene un clima mediterráneo. Una de las características de este clima es que registra sus precipitaciones máximas en otoño y, en menor medida, en la primavera. Normalmente es octubre el mes más lluvioso pero también en septiembre y noviembre suelen producirse precipitaciones muy intensas que, a menudo, ocasionan inundaciones y desastres. Pero ¿por qué llueve más en otoño en las otras estaciones?
La respuesta a esta pregunta no es simple pero si preguntásemos en la calle mucha gente citaría como causa de las lluvias torrenciales y de las inundaciones a la llamada “gota fría”. Es un término que se ha hecho popular pero que no es correcto ni científico porque hace referencia a una situación mucho más compleja de la que la gota fría es solo una parte. Lo que ocurre es que en otoño confluyen una serie de circunstancias que, unidas, desencadenan esas precipitaciones tan intensas. Vamos a ver cuáles son esos factores:
  1. Un mar Mediterráneo muy cálido.
A final del verano el mar Mediterráneo presenta temperaturas muy elevadas como consecuencia de la insolación producida durante los meses estivales. Un mar tan cálido favorece que la evaporación sea intensa y la humedad del aire existente sobre él sea elevada. Como ves en el mapa siguiente la temperatura del mar en nuestras costas oscila entre los 22 y los 24 grados en el mes de septiembre.


Fuente: CEAM.

2. La localización de una baja presión en superficie sobre el norte de África o el golfo de Cádiz.

La situación de esta baja presión genera un flujo de vientos procedentes del este (de levante) sobre nuestra Comunidad. Serán vientos muy húmedos porque han ido cargándose de humedad durante su paso por el mar.


Fuente: Meteored.
3. El relieve de la Comunidad Valenciana favorece que el aire precedente del este ascienda más deprisa.

La disposición de importantes elevaciones montañosas paralelas a la costa favorece que el aire húmedo procedente del mar “choque” contra ellas y tienda a elevarse lo que impulsa la rápida condensación y, por tanto, las precipitaciones. De este modo los relieves costeros actúan como impulsores del aire cálido hacia arriba.

Fuente: EL MUNDO

4. La existencia en altura (a unos 5.500 m.) de aire frío e inestable.
    En las estaciones equinocciales (primavera y otoño) es frecuente que se descuelgue desde el norte una masa de aire frío e inestable (es una baja presión) situándose en las proximidades de la península Ibérica. Esta zona de aire frío acaba quedando aislada entre masas más cálidas y estables. En sentido estricto esto sería la gota fría, aunque los meteorólogos prefieren denominarla DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) ya que hemos dicho que se trata de una baja presión o borrasca en altura. Cuando el aire cálido y húmedo asciende, favorecido por los relieves costeros, y alcanza los 5.500 m -más o menos- entra en contacto con el aire mucho más frío condensando rápidamente la humedad que lleva y provocando esas precipitaciones tan intensas.

    Fuente: AEMET.

    Como podéis ver una cosa es la “gota fría” o DANA y otra distinta las intensas precipitaciones otoñales. Gotas frías hay todo el año pero las precipitaciones torrenciales solo suelen producirse en otoño porque son resultado de la confluencia de los factores que hemos visto más arriba. Y estos factores, excepto el tercero que es permanente, aparecen más frecuentemente en esta estación. Así pues, aunque es cierto que hay una relación entre la “gota fría” y las lluvias intensas, aquella es solamente una pieza en una cadena mucho más compleja.

    Una de las manifestaciones más dramáticas de estas intensas lluvias otoñales fue la inundación que el 20 de octubre de 1982 padeció la comarca de la Ribera, la llamada “Pantanà”. Este video os aporta una idea de lo que significó aquella inundación.



    Fuente: You Tube