Bienvenidos




Los objetivos que nos planteamos al crear este blog sobre Geografía para el alumnado de tercero de ESO pueden resumirse en dos aspectos principales: facilitarles el acceso a informaciones y materiales que complementan y actualizan los contenidos del libro de texto y proporcionarles también un medio donde se pueda emplear todo tipo de material audiovisual. Ambos aspectos son fundamentales en un conocimiento tan visual y cambiante como el geográfico.

domingo, 27 de marzo de 2011

La sismicidad en la Comunidad Valenciana


Fuente: Las Provincias

El reciente terremoto habido en Japón ha despertado el interés por estos fenómenos geológicos. Muchas personas contemplan los terremotos como fenómenos ajenos a nuestra vida y a nuestro país. Pero eso es una grave equivocación. La mayor parte de nuestra región se encuentra situada en zonas de riesgo sísmico (ver imagen 1). Si bien es verdad que los terremotos que padecemos no suelen ser intensos, raramente superan el nivel 4 en la escala de Richter, sí son relativamente frecuentes (ver imagen 2).

Imagen 1: Zonas de riesgo sísmico en la península Ibérica. Fuente: alertaterremotos.com


Imagen 2: Terremotos ocurridos en los últimos 10 días. Fuente: Instituto Geográfico Nacional

En la imagen 3 podemos ver la localización de algunos terremotos que han afectado a nuestra Comunidad. De este mapa podemos deducir que solamente la provincia de Castellón se libra de padecer este peligro. De la misma manera, son frecuentes los maremotos (es decir los terremotos producidos en el mar), abundantes en la zona del golfo de Valencia.

Imagen 3. Terremotos de los últimos años en la Comunidad Valenciana. Fuente EL MUNDO

La memoria histórica también guarda recuerdos de terremotos importantes: Orihuela en 1048; Tavernes en 1396; Alcoi en 1620; Enguera en 1748; Torrevieja en 1829, etc. Todos ellos superaron el grado VIII en la escala M.S.K. (Medvedev- Sponheuer-Karnik), que equivale a terremotos muy dañinos o destructivos. Estas circunstancias nos deben hacer prestar una especial atención a estos riesgos, más aún donde la propensión a estos fenómenos es elevada y sin olvidar que tenemos una central nuclear instalada en nuestra región. Por todo ello debemos aprender de lo ocurrido en Japón.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Fukushima: la energía nuclear a debate.

Central nuclear de Fukushima (Japón). Fuente: The New York Times

Los graves problemas que, a raíz del reciente terremoto y posterior tsunami, están padeciendo los reactores nucleares de la central  de Fukushima en Japón (Imágenes 1 y 2) han puesto sobre el tapete el tema de la seguridad de la energía nuclear.

Imagen 1. Efectos de la radiación en Japón. Fuente: EL PAÍS

Imagen 2. Medición de la radiactividad a 17/03/2011. Fuente: EL PAÍS

Para comprender cómo funciona una central nuclear mira la siguiente imagen y pincha el enlace.
Imagen 3. Funcionamiento de un reactor nuclear. Fuente: EL MUNDO


En los últimos años se estaba consolidando una corriente de opinión favorable a la intensificación del uso de esta energía mediante la construcción de nuevas plantas o el alargamiento de la vida de las ya existentes (ver mapa 1). Incluso países que permanecían ajenos al uso de este tipo de energía mostraban intenciones de construirlas (caso de Venezuela o Irán, en este último caso con fuertes implicaciones políticas); actualmente hay 65 reactores en construcción -50 de ellos en China- . Esta predisposición hacia lo atómico se basaba en los siguientes postulados:
  •          La necesidad de cumplir con los protocolos que limitan la producción de CO2 y, por tanto, limitar el uso del carbón y del petróleo.
  •           El progresivo encarecimiento del precio del petróleo y del gas.
  •         La creciente demanda  de energía vinculada a unos estilos de vida difícilmente compatibles con un uso razonable de los recursos y del medioambiente.

Mapa 1. Reactores en el mundo. Fuente: EL PAÍS

No podemos obviar tampoco los grandes intereses económicos que existen tras los deseos de proliferación de plantas nucleares: empresas eléctricas, de ingeniería, etc. Lo que se denomina el lobby nuclear. Construir una central nuclear es muy caro –entre 3.000 y 5.000 millones de €-a lo que habría que sumar los gastos de seguridad y de gestión de los residuos. Aún así parece, aunque no es una opinión unánime, que se trata de una fuente de energía rentable a medio y largo plazo.
Este panorama ha cambiado bruscamente como consecuencia del desastre producido en la central japonesa. De repente, la opinión pública ha comprobado que la seguridad de las instalaciones nucleares nunca es total y el miedo a una catástrofe radiactiva, con el recuerdo de Chernóbil siempre cerca, ha resurgido. La sensación de seguridad que poco a poco había ido cuajando en la opinión pública se ha desvanecido de golpe.
Ante este cambio en la opinión pública la mayoría de gobiernos han puesto sordina a sus posiciones pro-nucleares. Hablan de revisar profundamente las medidas de seguridad o de paralizar las nuevas construcciones. Pero la energía nuclear es problemática: a las cuestiones de seguridad y de coste económico hay que sumar el hecho de que el uranio también es finito y que se calcula que comenzará a escasear hacia mediados del actual siglo. Se hace necesario, por tanto, un cambio en el modelo energético -que conlleva también un cambio en el modelo de desarrollo económico actual- y el fomento de la investigación de nuevas fuentes de energía.
Imagen 3. Uso de fuentes de energía. Fuente: http://www.energiasrenovables.ciemat.es/especiales/energia/index.htm

No obstante, de momento, es muy difícil prescindir de golpe de la energía nuclear. Los países que la usan dependen de ella en un grado elevado: un 20 % de la energía consumida en España, EE. UU. o Gran Bretaña; 45 % en Francia o 76 % en Suecia.

domingo, 13 de marzo de 2011

Terremoto de intensidad 9 en Japón

Fuente: EL PAÍS.

El pasado viernes se produjo en Japón un fortísimo terremoto que alcanzó los 9 grados en la escala Richter. Este terremoto, uno de los más intensos en el último siglo, se localizó en el fondo del mar al E del archipiélago japonés (imagen 1), frente a la ciudad de Sendai. Estuvo provocado por un violento movimiento de subducción de la placa del Pacífico que elevó la placa norteamericana (imagen 2). Si bien los efectos catastróficos directamente provocados por el temblor no fueron lo extraordinariamente graves que habrían podido ser en otro escenario gracias a la buena preparación de los japoneses ante estas catástrofes y a sus técnicas de construcción antisísmica, estos efectos sí se vieron multiplicados por el posterior tsunami que originó el seísmo (imagen 3). Olas de 10 metros arrasaron gran parte del litoral este del Japón y sus efectos llegaron al continente americano, Nueva Guinea y Nueva Zelanda.

Imagen 1. Localización del epicentro. Fuente: The Guardian.



Imagen 2. Choque de placas. Fuente: The New York Times

Fue el tsunami el que provocó las mayores destrucciones y pérdidas de vidas. La cifra de fallecidos supera  ampliamente los mil, de momento, pero se cree que pueda llegar a más de 10.000; de la misma manera las pérdidas económicas se calculan en una primera estimación en unos 40.000 millones de euros.

Imagen 3: Trayectoria e intensidad del tsunami. Fuente: BBC News.

El impacto de esta catástrofe sobre Japón, una sociedad muy desarrollada y con un gran potencial económico, ha sido brutal. En estos momentos es un país paralizado por la falta de energía y el corte de las comunicaciones y los transportes; las empresas han dejado de trabajar y muchas personas no pueden volver a sus domicilios. A todo ello se le suma el peligro de un grave escape radiactivo en la central nuclear de Fukushima (imagen 4), donde varios de los reactores de esta planta se han visto afectados por el terremoto; ante este peligro unas 200.000 personas han sido evacuadas. También se apunta que otras centrales nucleares puedan tener problemas.
Esta catástrofe nos debe ayudar a reflexionar sobre la necesidad de que las sociedades se  adapten ante los riesgos geográficos que puedan padecer en función de su situación, a pesar de los costes económicos que ello suponga. Y aún así la seguridad absoluta no existe nunca. En la Edad Antigua un terremoto semejante podía hacer desaparecer una civilización entera, de hecho así ocurrió con la civilización cretense; hoy no es así, aunque si se hubiese tratado de un país menos desarrollado el número de víctimas habría sido muy elevado y el grado de destrucción inmenso. A pesar de nuestro poder tecnológico y económico no estamos libres de los riesgos geográficos, todas las sociedades son vulnerables en mayor o menor grado.


Imagen 4: Localización de las centrales nucleares de Japón. Fuente: INSC.

Las siguiente vídeos os aportarán una idea de intensidad del fenómeno y de su capacidad de destrucción.

Fuente: YouTube

Fuente: Público 11/03/2011

También puedes hallar más información en:
Interesante página del New York Times donde se puede ver numerosas fotos con el antes y el después del tsunami en numerosas localidades: http://www.nytimes.com/interactive/2011/03/13/world/asia/satellite-photos-japan-before-and-after-tsunami.html

martes, 1 de marzo de 2011

El tren de las moscas: emigrantes centroamericanos hacia Estados Unidos

Siguiendo con el tema de los movimientos migratorios vamos a conocer, en esta ocasión, algo sobre los emigrantes centroamericanos que quieren acceder a los Estados Unidos a través de México. Las migraciones humanas son siempre fenómenos complejos que presentan numerosas facetas y que pueden observarse desde perspectivas muy diferentes. En esta ocasión podemos contemplar como allá donde cunde la desesperación también puede surgir la esperanza y la solidaridad, especialmente la de aquellos que tienen poco con los que no tienen nada. Todo un ejemplo.
El cortometraje "El tren de las moscas" refleja bien ese fenómeno. Conviene analizarlo y aprender de lo que nos dice.

Cada año unos 400.000 emigrantes centroamericanos intentan llegar a Estados Unidos, cruzando México. Viajan como moscas, sobre trenes de carga: No hay vuelos para los ilegales, ni futuro... En un punto de Veracruz, encuentran una pequeña esperanza: "Las patronas", unas mujeres valientes, les aguardan al pie de las vías para entregarles comida y bebida, tren en marcha, día a día durante los últimos 15 años. Este es el argumento del corto de la semana "El tren de las moscas" de Nieves Prieto Tassier y Fernando López Castillo. Una pieza que ha sido galardonada con el premio al mejor corto en el pasado Festival de Cine Político de Ronda.



Fuente del video: http://www.elpais.com/videos/cultura/Inmigrantes/moscas/elpepucul/20110121elpepucul_1/Ves/